Nuestras habitaciones en alquiler en Almagro Buenos Aires

Ubicación

Cerca de:

√ Estación Carlos Gadel Subte B

√ Universidad de Palermo (UP)

√ Estación Loria Subte A

√ Palermo

√ Centro y obelisco

√ Facultad de Filosofia y Letras (Puan)

√ Escuela de Arte Multimedial da Vinci

√ Villa Crespo

Precios

Habitación Single

  • Almagro
  • USD 350
Habitación Compartida

  • Almagro
  • USD 220

Servicios

  • Internet (WI-FI)
  • TV con cable y DVD
  • Equipos de música
  • Teléfono gratuito para llamadas locales
  • Ventiladores
  • Cafetera
  • Microondas
  • Sábanas y frazadas
  • Limpieza semanal
  • Escritorios

Todos los servicios como luz, gas, energía, etc están incluidos.

Tendrás tu propia llave para entrar y salir del apartamento cuando lo desees sin limites de horarios.

No contamos con las llaves de las habitaciones en alquiler.

Barrio de Almagro

Uno de los más tradicionales de la Ciudad. Muy relacionado con el tango y los típicos cafés porteños. Por sus calles y bares circularon muchos de los grandes del tango; tuvo el privilegio de ser el primer escenario que escuchó cantar a Carlos Gardel.

¿Qué fue Almagro antes de ser Almagro? Fue un terreno llano y fértil que tuvo mucha circulación ya que en esa zona corrió uno de los primeros caminos de Buenos Aires. Se lo llamaba camino de los huesos porque los arreos, que se hacían por Castro Barros y Medrano rumbo a los mataderos, terminaban dejando un tendal de osamentas de animales. Este camino era apisonado por nuevos arreos conformando uno de los mejores senderos para la tropilla, sobre todo en invierno cuando las carretas corrían el riesgo de hundirse en zonas pantanosas y sin camino firme.

Hoy en día conocemos a este barrio como uno de los más tradicionales de la Ciudad y muy relacionado con el tango y los típicos cafés porteños. Por sus calles y bares circularon muchos de los grandes del tango y Almagro tiene el privilegio de ser el primer escenario que escuchó cantar a Carlos Gardel. El zorzal fue alumno del Colegio Salesiano Pio IX y cantó en su corro en la parroquia San Carlos ubicada en Quintino Bocayuba e Hipólito Irigoyen. Además, Gardel, en sus inicios solía cantar en un bar que se encontraba en la avenida Rivadavia 3824. Lo hacía con su compañero, al que él apodaba el Negro Congo. Gardel cantaba un par de canciones y Congo pasaba el sombrero para recaudar algunas monedas.